azurea:

Octavio Paz via Guardagujas. S/d del autor.

(via tamara-paw)

f-r-u-s-t-a-t-e-d:

#QUEUE

(Source: a-f-t-e-r-n-i-g-h-t, via dyingtosayit)

aboywithapersonalitycrisis:

Glam

(Source: variationsonrelations, via naked--lunch)

Me duele funestamente el corazón. Tanta soledad, tanto deseo. Y la familia rondándome, pesándome con su horrible carga de problemas cotidianos. Pero no los veo. Es como si no existieran. Siento, cuando se me acercan, una aproximación de sombras fastidiosas. En verdad, casi todos los seres me fastidian. Quiero llorar. Lo hago. Lloro porque no hay seres mágicos. Mi ser no tiembla ante ningún nombre ni ninguna mirada. Todo es posible y sin sentido.

Alejandra Pizarnik  (via pecadosmortales)

(Source: losmalqueridosdelahumanidad, via pecadosmortales)

Volver a ser de repente tan frágil cómo un segundo.

(Source: imminentdeathsyndrome, via dyingtosayit)

(Source: thewanderinguterus, via cigarroenlaboca)

(Source: sadburro, via ratak-monodosico)

nevver:

Ambrose Bierce

En el plano teórico, los cirenaicos enseñaban que el «placer es un bien, aun cuando proviene de las cosas más vergonzosas». Todo esto bastaba para causar embolias y sofocones a los tristes señores de la universidad: si se sitúa demasiado cerca de lo real, un filósofo es condenable; si es demasiado útil para la vida, se lo descalifica.

Michel Onfray, Cinismos: Retrato de los filósofos llamados perros. 1ª ed. Trad. Alcira Bixio. Buenos Aires: Paidós, 2002., p. 25 (via getzemanigonzalez)

Quiero perderme por falta de caminos. Siento el ansia de perderme definitivamente, no ya en el mundo, ni en la moral, sino en la vida y por obra de la vida. Odio las calles y los senderos, que no permiten perderse. La ciudad y el campo son así. No es posible en ellos la pérdida, que no la perdición, de un espíritu. En el campo y en la ciudad, se está demasiado asistido de rutas, flechas y señales, para poder perderse. Uno está allí indefectiblemente limitado, al norte, al sur, al este, al oeste. Uno está allí irremediablemente situado. Al revés de lo que le ocurrió a Wilde, la mañana en que iba a morir en París, a mí me ocurre en la ciudad amanecer siempre rodeado de todo, del peine, de la pastilla de jabón, de todo. Amanezco en el mundo y con el mundo, en mí mismo y conmigo mismo. Llamo e inevitablemente me contestan y se oye mi llamada. Salgo a la calle y hay calle. Me echo a pensar y hay siempre pensamiento. Esto es desesperante.

César VallejoPoemas en prosa.
(via hiperboreo)

(via ser-y-nada)

(Source: er77di, via v-e-n-u-s-infurs)

"The sea is the cruelest lover."

(Source: starkovings, via passionately--curious)

Uno siente deseos de vivir y yo vivo a pesar de la lógica. No creo en el orden universal, pero amo los brotecitos frescos de la primavera y el cielo azul y, aunque no sé por qué, también a algunas personas.

Los hermanos Karamazov, Fiodor Dostoievski. (via pecadosmortales)

(Source: laulothlorien, via golpes-en-el-vacio)

¿Y no basta con abrir los ojos y mirar para convencernos de que la realidad es, en realidad, el más auténtico de los milagros?

Oliverio Girondo (via poesianoerestu)
sws